Productos y Soluciones

Productos y Soluciones

BARRERA DE VAPOR Sd = 43 m

BARRERA DE VAPOR Sd = 43 m

Las membranas o barreras de vapor y humedad cumplen un rol fundamental en el confort térmico de las viviendas y edificios, ya que permiten crear una envolvente estanca que elimina las fugas de aire cálido, evitan el ingreso de aire frio y protegen el aislante evitando la formación de condensaciones intersticiales y el ingreso de humedad, problemas que disminuyen las prestaciones térmicas del aislante y su tiempo de vida útil.

El exceso de humedad puede causar variados efectos en las viviendas y, consecuentemente, en la calidad de vida de sus habitantes, tales como daño en terminaciones, deterioro de elementos constructivos, aparición de mohos y hongos y hasta enfermedades de sus ocupantes, lo que repercute directamente en el deterioro del inmueble disminuyendo su vida útil. Sin embargo, el mayor daño que puede provocar en la vivienda es que la humedad:

  1. Aumenta la conductividad térmica de los materiales. Cabe recordar que todos los aislantes poseen poros llenos de aire cuya conductividad es de λaire= 0,026 W/mK, pero al humedecerse el material, los poros con aire se llenan de agua cuya conductividad térmica es 22 veces mayor de la del aire (λagua= 0,58 W/mK). La consecuencia es que el material aislante se hace más conductor del calor.
  2. Produce mayores gastos de energía de calefacción.
  3. Daña materiales orgánicos, entre otros.

 

Es importante tener presente que para lograr un adecuado confort al interior de una vivienda o recinto se debe controlar la cantidad de humedad del aire. De acuerdo con estudios y con la norma chilena NCh 1973:2014 la humedad interior de un recinto dependerá de su uso, sin embargo, en general se acepta que la temperatura de confort en un recinto habitado es de 20°C, pero se puede sentir confort dentro del rango de temperaturas de 18°C a 24°C, velocidad del aire menor a 1m/s y una humedad relativa del aire comprendida aproximadamente entre 30% a 70%.

En general Chile, durante el mes de julio, presenta un clima húmedo (HR > 80%, según NCh 1079) a excepción de ciertas zonas desérticas y cordilleranas y temperaturas muy bajas (< 10°C), por ende, en necesario controlar la cantidad de humedad al interior de las viviendas para evitar condensaciones superficiales o intersticiales (al interior de un elemento constructivo). Sin perjuicio de lo anterior, recomendamos siempre realizar las verificaciones y estudios de riesgos de condensación para cada solución constructiva, aunque el proyecto no se encuentre emplazado en una zona climática con riesgo de condensación.

Como recomendaciones generales para evitar estos fenómenos se recomienda:

  1. Controlar la humedad relativa al interior mediante la ventilación de los sectores con mayor humedad (baños y cocinas). Sin embargo, se deberá poner atención en las condiciones climáticas del exterior, pues puede resultar contraproducente reemplazar el aire tibio del interior por un aire frio y húmedo durante los días de frio y lluvia.
  2. Evitar el aumento de la humedad relativa al interior producto de los equipos de calefacción de llama abierta (parafina, gas, leña, etc)
  3. La solución más efectiva es controlar la temperatura de la envolvente (muros, techos y pisos) tanto superficial como al interior del elemento.
    1. Instalar buen un sistema de aislación con alta resistencia térmica y evitando los puentes térmicos. Ver productos aislación.
    2. Colocar barreras o membranas de vapor por el lado “caliente” del aislante.
    3. Colocar berrera o membrana de humedad por el lado frio del aisltante.

Las membradas de vapor o barrera de vapor, como bien indica su nombre es una lámina que posee una muy baja permeabilidad a la difusión de vapor de agua o visto de otra forma, poseen una alta resistencia al paso del vapor de agua. Se consideran barreras de vapor cuando la resistencia a la difusión de vapor de agua del material está comprendido entre 10 y 230 [NM s/g] o equivalente Sd entre 2 y 45 m.

A continuación se presenta información detallada de las membranas de vapor que comercializa Aislacel.

logo Aislacel